Una guía de la FERE sobre Educación para la ciudadanía

3ra-jornada-jovenes-1hi.jpg 

“Claves para ofrecer Educación para la Ciudadanía en un centro católico. Orientaciones para el profesorado”, es el título de la llamada comúnmente “Guía de Educación para la Ciudadanía” y que ha sido presentada por la FERE-CECA. La “Guía” pretende ser un manual de referencia que facilite al profesorado la tarea de impartir esta asignatura y a la vez posibilitar “la incorporación al trabajo de aula de la doctrina social de la Iglesia”, como señaló Manuel de Castro, secretario general de la patronal católica al presentar la guía.

De Castro quiso remarcar el hecho de que la FERE se ha manifestado en contra de la introducción de esta asignatura. Sin embargo, añadió, “una vez aprobada por el parlamento, y conscientes de que no nos quedaba otro camino legal que impartirla en nuestros centros, hemos participado en las negociaciones para elaborar un currículum que fuera aceptable para todos”.

La FERE aceptó impartir la asignatura con la condición de que sus contenidos se pudieran adaptar a los valores cristianos. Por eso, siguió diciendo Manuel de Castro, “la Guía ofrece a todos los creyentes, y a quienes no lo son, la reflexión sistemática de la Iglesia en relación con los contenidos mínimos de la asignatura”.

Bajo el epígrafe “Recursos para la programación”, se citan “las fuentes bibliográficas básicas del magisterio de la Iglesia, donde se puede encontrar el pensamiento de la iglesia católica sobre cada bloque temático de EpC”; fuentes como el catecismo de la iglesia católica, el concilio Vaticano II o las encíclicas de los últimos papas así como el Evangelio.

También se ofrecen las claves para que esta asignatura se pueda impartir conforme al ideario de un centro católico, concretándose en tres niveles de intervención: el tratamiento de los contenidos desde el carácter propio del centro, la selección y formación del profesorado y la elección de los recursos metodológicos y los libros de texto.

Refiriéndose al contenido de la segunda de las diez unidades didácticas que recoge la guía, titulada “Varón y mujer los creó”, De Castro afirmó que este manual no pretende “ocultar lo que la legislación reconoce”, refiriéndose a la Ley de matrimonio homosexual, y es que “una cosa es lo que autoriza la legislación y otra el juicio ético y moral sobre esa realidad, y nuestra posición es la de la Iglesia”.

Como ya dijo De Castro en septiembre, cuando anunció la elaboración de esta guía, “el objetivo claro es educar ciudadanos. Vamos a proponer el modelo de ciudadano que quiere la Iglesia para la sociedad de hoy”, por lo que la guía se presenta no como un libro de autor sino como “un compendio del magisterio ya existente”.

FUENTE: Aceprensa.

Anuncios

6 comentarios

  1. Mola la guía y la he puesto en educacionparalaciudadania.wordpress.com porque nos ha gustado. Aquí vale todo.

  2. Gracias por tu colaboración. Todos tenemos que arrimar el hombro o nos terminarán arrollando. Claro que sí. Un saludo.

  3. Yo soy uno de los profesores a los que les ha tocado empezar a impartir esta asignatura. Desde mi punto de vista, la asignatura es más de lo que ya se venía haciendo en Ética. Desde ese punto de vista, la polémica es falsa puesto que ya se podía venir hablando de todos los contenidos que sus detractores critican. Por otra parte, me parece que una hora a la semana no es la solución a los males que pretende atajar.

    Respecto a los contenidos más polémicos: está claro que uno de ellos es el tema de la sexualidad, que al principio se comentaba iba a ser uno de los contenidos estrella. Luego, quizás por la polémica se ha ido rebajando hasta casi desaparecer. Pero en el tema de la homosexualidad, del matrimonio homosexual está uno de los escollos puesto que mucha gente considera que eso -que ya es una ley- va en contra de sus “valores morales”. Insisto, es ya una ley, por tanto, perfectamente “enseñable”. Otro de los temas-conflicto es todo lo que tiene que ver con la política: la asignatura pretende formar al alumnado en conocimientos sobre el sistema político, lo cual me parece muy deseable puesto que es un tema del que nunca se habla y luego pretendemos tener ciudadanos y ciudadanas críticos. Difícilmente se va a conseguir si no se educa en esos conocimientos y, sobre todo, si no se educa en ciertos valores. Y ahí reside, desde mi punto de vista, la mejor virtud de la asignatura: el fomento de los valores del respeto, del debate. Sin ellos, tendremos ciudadanos menos tolerantes y más “enrocados” en sus posturas. La sociedad es diversa y educar en la diversidad, la escucha y el diálogo me parecen tareas fundamentales e ineludibles. Mientras no hagamos esto, nos encontraremos con personas que se “tiran” sus opiniones a la cara pero que no las discuten razonadamente.

    http://juanat.wordpress.com/2008/03/30/educacion-para-la-ciudadania-el-debate/

  4. Juanjo:
    Dices que una de las cuestiones más polémicas de la asignatura -ojo que son cuatro, no una- es el de los llamados matrimonios homosexuales y justificas su enseñanza en la línea ideológica de la Ley que lo aprueba, precisamente porque ya es una Ley. Bien, pues ese es uno de los graves inconvenientes de esta asignatura: que a su gran carga ideológica -que es innegable- une ese positivismo jurídico que tú -profesor, nada menos- justificas. Algo es bueno porque lo dice una Ley y, además, hay que explicarlo como dice la Ley. ¿A eso es a lo que tú llamas ciudadanos críticos? A ello hay que añadir el relativismo moral, el concepto del individuo como absoluto, etc. Todo eso es condenable, y yo no quiero que nadie eduque a mis hijos en mi nombre.
    Muchas gracias por tu colaboración y un saludo.

  5. ALEX FARNESE:
    Me has interpretado mal. Yo no creo que todo lo que dice cualquier ley sea bueno. Podríamos encontrar muchas leyes a lo largo de la historia inhumanas, como la ley que permitía la esclavitud, por ejemplo. Lo que sí creo y digo es que la ley del matrimonio homosexual viene a acabar con una justicia secular: ratifica que un homosexual es una persona con la misma dignidad que un heterosexual. Y eso sí que creo que es y debe ser enseñable.
    Por otro lado dices que enseña el concepto del individuo como absoluto y el relativismo moral. El individuo es importante, por supuesto, no lo único. Lo que nos ha ocurrido en estas últimas décadas es que ha habido un movimiento pendular desde el absoluto del poder y de la ideología única al relativismo más absoluto. Y tan malo es lo uno como lo otro. La cultura común es importante, las estructuras comunes,…pero deben dejar libertad al individuo. Y el individuo no puede ser tampoco el absoluto ante los demás. Ya sé que es difícil pero ese es el problema: el equilibrio entre lo singular y lo general.

  6. En un reportaje de Informe Semanal que he colocado en mi blog -que dura poco más de 5 minutos- se resumen bastante bien las diferentes posturas a favor y en contra de esta asignatura. Estoy muy de acuerdo con lo que dice José Antonio Marina y Pellicer, no así con lo que dice la familia que objeta. Pienso que no se puede aislar a los hijos de la sociedad. No sólo educa la familia. Los hijos necesitan contrastar los diferentes valores. Y el papel de la familia está en enseñar los que considere oportunos pero el joven necesita contrastarlos con los de los demás.
    El blog de Juanjo
    http://juanat.wordpress.com/2008/04/01/educacion-para-la-ciudadania-el-debate-2/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: