Padre e hijo en prueba de triatlón

Esta es la historia de un padre australiano que realizaba cada año el Ironman (hombre de hierro) de Australia, y su mayor ilusión era competir al lado de su hijo en tan dura prueba. Había además una particularidad: su hijo padece -desgraciadamente, pensarán algunos- una severa parálisis cerebral. Este australiano nunca vio la situación de su hijo como un obstáculo insalvable y entrenó duramente junto con su hijo por varios años, hasta que llegó la hora. Finalmente, inscribió a ambos en el Ironman de Australia. Era plenamente consciente de que esta prueba es sólo para gente muy recia, con convicciones firmes y un espíritu de lucha fuera de lo común. Algo, realmente, al alcance de muy pocos.

La prueba está compuesta por tres partes, comenzando casi siempre al amanecer: La primera, nadar en el mar o un lago un tramo de 4 kilómetros. Segunda, al salir del agua, hacer un recorrido en bicicleta de 180 kilómetros, con fuertes pendientes en el itinerario. Y, finalmente, la prueba termina, nada menos, que con un maratón de 42.5 kilómetros, que termina por extenuar física y mentalmente a los competidores.

Los campeones del mundo realizan la prueba en 8 horas y 15 minutos, aproximadamente. El australiano de nuestra historia la consiguió terminar en casi 17 horas y, por tanto, ya entrada la noche. Su fortaleza de espíritu fue superior a su resistencia orgánica. Y por eso llegó a la meta. Y su hijo también. Estos sí son un par de hombres de verdad.  

Anuncios

4 comentarios

  1. El amor es algo muy bello.. ese padre vale por miles.. sin palabras… ojala todos los padres del mundo fuesen asi..

  2. Gracias, Carlos César. De ti -si eres padre- y de mí -que lo soy- depende en gran manera que cada vez haya más padres como este. Un abrazo y feliz Navidad.

  3. aaaaaaaaaa bueno este me rekuerda k si keremos algo lo podemos lograr i tenemos k saber k no estamos solos estan nuestros padres i kon ellos siempre kontaremos i nos ayudaran k ermosa ese historia bae

  4. Estos dos grandes hombres son un ejemplo de vida, para darnos cuenta cada uno de nosotros superarnos en cada meta de nuestra vida no dejarnos caer por un simple e insignificante problema no hay limites, y en esta situación nos demuestra que nada es imposible. “No es lo que te pasa sino como reacciones a lo que te sucede”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: