La paz se aprende en familia

Pues sí, aunque parezca increíble, aún hay gente -y políticos, y gobernantes- que creen que la paz se cosecha en los Parlamentos, las Asambleas legislativas, las organizaciones supranacionales e, incluso, algunos incautos ven a la ONU como el máximo garante de la paz mundial.

Pues no. Ahora y siempre -ahora más que nunca, diría yo-, la paz se aprende y se hace desde el seno de las familias, primera experiencia social del ser humano y primer ámbito de expansión y relación del individuo, en cuyo fuero interno, en lo más hondo de su corazón, nace y crece la semilla de la paz y de la guerra. Éstas se exteriorizan e irradian de forma irremediable, de forma que cuanto más estable y seguro sea ese entorno para el individuo, más fácil es que afloren los sentimientos y reacciones pacíficas y no las violentas.

No sé si les he convencido pero, por si acaso, les transcribo el contenido del mensaje que ha transmitido Su Santidad el Papa Benedicto XVI con motivo de la Jornada Mundial de la Paz, que se celebrará el 1 de enero de 2008, con el tema «Familia humana, comunidad de paz».

En este mensaje, y como idea central, asegura que “la paz se aprende en familia, por lo que, quien debilita la familia, también daña la paz”.

 foto3.jpgimages.jpg

«La primera forma de comunión entre las personas es la que el amor suscita entre un hombre y una mujer decididos a unirse establemente para construir juntos una nueva familia».

«Pero también los pueblos de la tierra están llamados a establecer entre sí relaciones de solidaridad y colaboración, como corresponde a los miembros de la única familia humana», aclara la misiva presentada este martes en el Vaticano.

  

En una vida familiar «sana», según explica el pontífice, «se experimentan algunos elementos esenciales de la paz: la justicia y el amor entre hermanos y hermanas, la función de la autoridad manifestada por los padres, el servicio afectuoso a los miembros más débiles, porque son pequeños, ancianos o están enfermos, la ayuda mutua en las necesidades de la vida, la disponibilidad para acoger al otro y, si fuera necesario, para perdonarlo».

Por este motivo, asegura, «la familia es la primera e insustituible educadora de la paz. No ha de sorprender, pues, que se considere particularmente intolerable la violencia cometida dentro de la familia».

El ser humano en formación, pregunta el Papa, «¿dónde podría aprender a gustar mejor el “sabor” genuino de la paz sino en el “nido” que le prepara la naturaleza?».

«El lenguaje familiar es un lenguaje de paz; a él es necesario recurrir siempre para no perder el uso del vocabulario de la paz –subraya–. En la inflación de lenguajes, la sociedad no puede perder la referencia a esa “gramática” que todo niño aprende de los gestos y miradas de mamá y papá, antes incluso que de sus palabras».

  

Por tanto, señala Benedicto XVI, «quien obstaculiza la institución familiar, aunque sea inconscientemente, hace que la paz de toda la comunidad, nacional e internacional, sea frágil, porque debilita lo que, de hecho, es la principal “agencia” de paz.

«Todo lo que contribuye a debilitar la familia fundada en el matrimonio de un hombre y una mujer, lo que directa o indirectamente dificulta su disponibilidad para la acogida responsable de una nueva vida, lo que se opone a su derecho de ser la primera responsable de la educación de los hijos, es un impedimento objetivo para el camino de la paz».

«La familia tiene necesidad de una casa, del trabajo y del debido reconocimiento de la actividad doméstica de los padres; de escuela para los hijos, de asistencia sanitaria básica para todos».

«Cuando la sociedad y la política no se esfuerzan en ayudar a la familia en estos campos, se privan de un recurso esencial para el servicio de la paz»¸ indica.

En este sentido, concluye, «los medios de comunicación social, por las potencialidades educativas de que disponen, tienen una responsabilidad especial en la promoción del respeto por la familia, en ilustrar sus esperanzas y derechos, en resaltar su belleza».

Fuente: ZENIT.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: