Quizá animado por la “reflexión” que el PSOE quiere abrir sobre la eutanasia, y por el apoyo que siempre le ha prestado ante su destitución como jefe de Urgencias del hospital, ahora el doctor Montes quiere liderar sin tapujos una campaña para despenalizar la eutanasia. El manifiesto, pomposamente llamado “Declaración de Santander”, quiere encender un debate social y político, pero es bastante pobre en ideas capaces de enriquecer la discusión. Más bien, se limita a expresar el deseo de que se acepte la eutanasia.