La Conjura de Siboney en El Baluarte de la Hispanidad

El prestigioso blog de actualidad política, social y literaria El Baluarte de la Hispanidad, ha publicado una elogiosa crítica sobre La Conjura de Siboney, de Eduardo Martínez Viqueira:
Eduardo Martínez es un experimentado Oficial de la Guardia Civil al que le gusta la historia y escribir. Ha juntados estas tres pasiones en este su tercer libro, la primera de sus novelas. La conjura de Siboney, publicada por Delibrum Tremens, cuenta la historia de un joven oficial, primero teniente y después capitán, de la Guardia Civil que va destinado a Cuba en 1874.

El resto de la reseña pueden seguirla aquí.

 

La Conjura de Siboney en Todoliteratura.es

La prestigiosa web de crítica literaria Todoliteratura.es ha publicado una interesante entrevista al autor de la novela La Conjura de Siboney:

 

“Que los protagonistas de la trama sean guardias civiles contribuirá a dar otro aire a la novela que actualmente se lee en España”. Entrevista a Eduardo Martínez.

Eduardo Martínez Viqueira (Pontevedra, 1963) acaba de publicar La Conjura de Siboney, su primera novela, con De Librum Tremens Editores. Realmente se trata de un escritor singular, por cuanto no es habitual encontrarnos a todo un teniente coronel de la Guardia Civil haciendo uso de una ya acreditada pluma en el campo literario y, lo que es más difícil, sacar tiempo del escaso que le resta, tras su absorbente trabajo profesional y las obligaciones familiares (está casado y tiene tres hijos), para sentarse ante el teclado de su ordenador y plasmar sus vivencias, su trabajo de investigación o sus facultades narrativas.                                                
Esta novela no es su primera experiencia literaria: en 2005 había ya publicado Recuerdos de Irak, un interesante ensayo en el que exponía sus experiencias a lo largo de los cuatro meses –entre agosto y diciembre de 2003- que permaneció de misión en Irak; en especial, todo lo relacionado con la seguridad de aquel país en aquellos convulsos momentos y su labor de supervisión de la Policía iraquí; pero donde más ha volcado su conocimiento profesional de la Institución a que pertenece, y que dice “amar profundamente”, es en el Atlas Ilustrado de la Guardia Civil, que acaba de publicar Susaeta, y que pretende ser un completo compendio de carácter divulgativo sobre la historia, organización, uniformes, armamento y cómo ha evolucionado el Cuerpo en el cumplimiento de todas las misiones que tradicionalmente se le han encomendado.

 Pero volvamos a La Conjura de Siboney: una compleja trama policíaca en el ambiente bélico de la Guerra Grande de Cuba, un oficial de la Guardia Civil que recibe el encargo de investigar una serie de asesinatos, una peligrosa organización secreta, y todo ello contado con una pluma muy ágil, que sorprende por su frescura y, al mismo tiempo, la hondura de los diálogos y el rigor de la ambientación histórica.

Pueden seguir leyendo la entrevista aquí.

Atlas ilustrado de la Guardia Civil

Eduardo Martínez Viqueira

Editorial Susaeta. Madrid, 2010. 286 págs.

ISBN: 9788467709551

Tras la Guerra de la Independencia y, más tarde, las Guerras Carlistas, la población española tuvo que enfrentarse a un grave aumento de la delincuencia. Aquellos combatientes que habían participado en la eficaz táctica militar de las guerrillas, incapaces de integrarse en una sociedad nueva e inestable, hicieron del bandidaje su estilo de vida, hasta el punto de que los malhechores se habían adueñado de los caminos de España. Ante esta situación, el duque de Ahumada fue designado para la organización de un nuevo cuerpo de seguridad pública: la Guardia Civil.

Con el apoyo visual de más de setecientas imágenes de gran calidad, incluyendo gráficos, organigramas y mapas, esta obra de carácter divulgativo refleja de forma concisa, pero completa y rigurosa, los orígenes e historia de la Institución, su organización, uniformes, armamento, material, modelo de carrera y, por supuesto, todas las Especialidades, sin descuidar de qué manera ha evolucionado en aspectos como la seguridad ciudadana, la lucha contra la delincuencia, el terrorismo o la proyección exterior de un Cuerpo siempre joven y en permanente evolución.

Sartine y la guerra de los guaraníes

SARTINE Y LA GUERRA DE LOS GUARANIES: HOMBRE DE MAR, INTENDENTE DEL REY II
Juan Granados.

Editorial EDHASA, Barcelona, 2010.
ISBN: 9788435061681

Sinopsis.-

Nicolás Sartine, uno de los personajes más entrañables, divertidos y convincentes que ha dado la narrativa histórica española en los últimos años, se enfrenta en esta ocasión a enemigos desconocidos en el Nuevo Mundo. El Marqués de la Ensenada, secretario principal del rey Fernando VI y patrón de Sartine, le encarga a él y a sus hombres una misión ciertamente delicada: tantear el terreno en las colonias jesuitas de Paraguay, antes de que entre en vigor el Tratado de 1750 que establece nuevos límites de dominación y los portugueses empiecen a hurgar en asuntos un poco turbios. La legendaria historia del enigmático rey Nicolás, una delirante investigación destinada a reproducir el Templo de Salomón, la utopía jesuítica en Paraguay y, cómo no, una mujer de bandera, se cruzan en el camino de Sartine, que sin embargo sabrá afrontarlos con la cabeza alta y el gesto socarrón que le ha hecho célebre.

            Sin duda, muy buenos ingredientes. Excepcionales mimbres con los que Juan Granados, consagrado como gran escritor de novela histórica con la primera aventura de su personaje –Sartine y el Caballero del Punto Fijo (EDHASA, 2003)- y, más tarde, con El Gran Capitán (EDHASA, 2006), construye de nuevo una gran historia de aventuras en la que confluyen la apabullante documentación del historiador especialista en la intendencia real dieciochesca con la maestría del buen narrador que sabe dibujar personajes muy creíbles, que cobran nueva vida a cada escena. Imaginándonos a Nicolás Sartine, su fiel colaborador Felipe O’Conry, Ceulemans, los jesuitas Nusdoffer y Charlevoix o el peculiar Cosme Ávalos, en ningún momento tiene uno la sensación de estar tratando con personajes actuales forzados a meterse en una trama de varios siglos atrás, sino que cada uno parece haber nacido para cumplir su papel en esta interesantísima y divertida historia inmersa, como dice su autor, en el paisaje de la América Virreinal borbónica. La Colonia del Sacramento, variopinto enclave de piratas y contrabandistas, y las míticas reducciones jesuíticas del Paraguay, serán los escenarios escogidos… amén de otros que no queremos desvelar al lector. Preferimos que desentrañe por sí mismo la historia con la agradable lectura de esta buena novela. Además, su final prefigura y hace ansiar la publicación de la nueva aventura de Sartine, sin duda cocinándose ya en los afamados fogones literarios de Juan Granados.

Niñatos… y niñatos

Isla-CristinaMe pasan esta carta de Monseñor Agrelo, Arzobispo de Tánger (Marruecos), en relación con las recientes violaciones de dos niñas por parte de sendos grupos de menores. Describe la verdad de forma descarnada pero incontestable. Esa es la cruda realidad de esta sociedad hipócrita, torpe y ciega para reconocer el monstruo que está creando. Don Santiago Agrelo se lo cuenta mejor: 

Supongo que mucha gente se sentiría más a gusto si de los agresores de Baena y de Isla Cristina –trece violadores para dos niñas- se pudiese decir que son ‘rumanos’, ‘gitanos’, ‘negros’, ‘hijos de familias desestructuradas’, ‘jóvenes procedentes de ambientes marginales’, ‘drogadictos’, ‘sudakas’, ‘moros’ o ‘curas’. Dado que esos no estaban allí para cargar con el escarnio, había que señalar otra categoría de perfil despreciable, y nos pareció apropiada la de “niñatos”, neologismo que parece definir niños viciados, depravados, perdidos, practicantes precoces de “violencia de género”. Al llamarles «niñatos», hemos bosquejado la imagen de unos chicos que nada tienen que ver con nosotros, y que, siendo lo que son, no es tan inexplicable que hayan podido hacer lo que han hecho.

Inventamos palabras para ausentarnos de lo que no nos gusta y negar lo que nos supera, pero la realidad es que estamos hablando de adolescentes a quienes entre todos hicimos a nuestra imagen y semejanza. Huiremos, pero no dejaremos de ser el árbol en que han madurado esos frutos amargos. Por mucho que lo intentemos, no podemos olvidar que esos trece muchachos han aprendido de nosotros a jugar con el sexo, a despreciar la ternura, a ignorar la compasión, a vejar la dignidad del otro, a profanar sus lágrimas, a idolatrar el poder, a humillar a los indefensos. En la hora de las promesas engañosas, a todos prometimos libertad sin fronteras: “Deja de preocuparte. Disfruta de la vida”. Ahora, en la hora de la verdad, sólo les ofrecemos la cárcel.

Hay niñatos y niñatos. El del diccionario es un “ternero que se encuentra en el vientre de una vaca muerta”. Mucho me temo que para éste, nuestra sociedad reclamaría atención y cuidados más cuerdos de los que parece dispuesta a exigir para sus propios hijos.

+ Fr. Santiago Agrelo

Arzobispo de Tánger

 

Amad, buscador de Internet sobre contenido exclusivamente católico

logoUna iniciativa de la arquidiócesis de Madrid por encargo de la RIIAL.
La última reunión continental de la Red Informática de la Iglesia en América Latina (RIIAL), celebrada la semana pasada en Bogotá, se ha convertido en el escenario para la presentación de Amad (http://amad.archimadrid.es), un buscador mundial católico de páginas web. Se trata de una iniciativa realizada por el arzobispado de Madrid, por encargo de la RIIAL, institución promovida por el Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, junto con el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), dentro del proyecto global Recursos de Internet Católicos (RIC). “Este buscador es único en el mundo porque, a diferencia de todos los demás existentes, solo actúa sobre los contenidos relacionados con la Iglesia católica”, explica en un comunicado enviado a ZENIT don Juan Pedro Ortuño, delegado de Pastoral de Medios de Comunicación Social del Arzobispado de Madrid. “Las características principales consisten en la implementación rápida, la simplicidad en el diseño y la escalabilidad futura. Contará con un primer servidor operativo en España, pero en los próximos seis meses contará con otros servidores en los cinco continentes”, aclara el sacerdote. El motor se basa en los algoritmos de búsqueda, análisis indexación y clasificación ofrecidos por la empresa Auditmedia. Para comprender la utilidad del buscador, sus creadores invitan a introducir un término eclesial o teológico en un buscador convencional y en Amad. Si en Google, Yahoo, etc., se introduce la palabra “Virgen”, entre las primeras respuestas aparecerán todo tipo de fuentes sobre el término, así como realidades que llevan este nombre, por ejemplo, hoteles, hospitales o una canción. En Amad, todos los resultados son ofrecidos por páginas web de diferentes arquidiócesis del mundo.

FUENTE:  ZENIT.

Somos la Iglesia Católica. Bienvenidos a casa

Genial este vídeo norteamericano sobre lo que es, hoy en día, la Iglesia Católica. Sin complejos y con rotundidad, lejos del poscristianismo que atenaza y sojuzga a la vieja Europa. Al final, siempre terminamos copiando a los americanos. Espero que, por fin, llegue aquí de nuevo esta “moda” que nosotros les llevamos en un lejano 1492. God bless them.