La Conjura de Siboney en El Baluarte de la Hispanidad

El prestigioso blog de actualidad política, social y literaria El Baluarte de la Hispanidad, ha publicado una elogiosa crítica sobre La Conjura de Siboney, de Eduardo Martínez Viqueira:
Eduardo Martínez es un experimentado Oficial de la Guardia Civil al que le gusta la historia y escribir. Ha juntados estas tres pasiones en este su tercer libro, la primera de sus novelas. La conjura de Siboney, publicada por Delibrum Tremens, cuenta la historia de un joven oficial, primero teniente y después capitán, de la Guardia Civil que va destinado a Cuba en 1874.

El resto de la reseña pueden seguirla aquí.

 

Anuncios

La Conjura de Siboney en Todoliteratura.es

La prestigiosa web de crítica literaria Todoliteratura.es ha publicado una interesante entrevista al autor de la novela La Conjura de Siboney:

 

“Que los protagonistas de la trama sean guardias civiles contribuirá a dar otro aire a la novela que actualmente se lee en España”. Entrevista a Eduardo Martínez.

Eduardo Martínez Viqueira (Pontevedra, 1963) acaba de publicar La Conjura de Siboney, su primera novela, con De Librum Tremens Editores. Realmente se trata de un escritor singular, por cuanto no es habitual encontrarnos a todo un teniente coronel de la Guardia Civil haciendo uso de una ya acreditada pluma en el campo literario y, lo que es más difícil, sacar tiempo del escaso que le resta, tras su absorbente trabajo profesional y las obligaciones familiares (está casado y tiene tres hijos), para sentarse ante el teclado de su ordenador y plasmar sus vivencias, su trabajo de investigación o sus facultades narrativas.                                                
Esta novela no es su primera experiencia literaria: en 2005 había ya publicado Recuerdos de Irak, un interesante ensayo en el que exponía sus experiencias a lo largo de los cuatro meses –entre agosto y diciembre de 2003- que permaneció de misión en Irak; en especial, todo lo relacionado con la seguridad de aquel país en aquellos convulsos momentos y su labor de supervisión de la Policía iraquí; pero donde más ha volcado su conocimiento profesional de la Institución a que pertenece, y que dice “amar profundamente”, es en el Atlas Ilustrado de la Guardia Civil, que acaba de publicar Susaeta, y que pretende ser un completo compendio de carácter divulgativo sobre la historia, organización, uniformes, armamento y cómo ha evolucionado el Cuerpo en el cumplimiento de todas las misiones que tradicionalmente se le han encomendado.

 Pero volvamos a La Conjura de Siboney: una compleja trama policíaca en el ambiente bélico de la Guerra Grande de Cuba, un oficial de la Guardia Civil que recibe el encargo de investigar una serie de asesinatos, una peligrosa organización secreta, y todo ello contado con una pluma muy ágil, que sorprende por su frescura y, al mismo tiempo, la hondura de los diálogos y el rigor de la ambientación histórica.

Pueden seguir leyendo la entrevista aquí.

Atlas ilustrado de la Guardia Civil

Eduardo Martínez Viqueira

Editorial Susaeta. Madrid, 2010. 286 págs.

ISBN: 9788467709551

Tras la Guerra de la Independencia y, más tarde, las Guerras Carlistas, la población española tuvo que enfrentarse a un grave aumento de la delincuencia. Aquellos combatientes que habían participado en la eficaz táctica militar de las guerrillas, incapaces de integrarse en una sociedad nueva e inestable, hicieron del bandidaje su estilo de vida, hasta el punto de que los malhechores se habían adueñado de los caminos de España. Ante esta situación, el duque de Ahumada fue designado para la organización de un nuevo cuerpo de seguridad pública: la Guardia Civil.

Con el apoyo visual de más de setecientas imágenes de gran calidad, incluyendo gráficos, organigramas y mapas, esta obra de carácter divulgativo refleja de forma concisa, pero completa y rigurosa, los orígenes e historia de la Institución, su organización, uniformes, armamento, material, modelo de carrera y, por supuesto, todas las Especialidades, sin descuidar de qué manera ha evolucionado en aspectos como la seguridad ciudadana, la lucha contra la delincuencia, el terrorismo o la proyección exterior de un Cuerpo siempre joven y en permanente evolución.

La Conjura de Siboney

Eduardo Martínez Viqueira

De Librum Tremens Editores. Madrid, 2010. 483 págs.

ISBN: 978-84-15074-06-9

Ambientada en el período de la Guerra Grande de Cuba (1868-1878), La conjura de Siboney narra las peripecias del teniente Castillo, destinado a aquella isla caribeña en 1874 para ponerse al frente de una sección de la Guardia Civil en Puerto Príncipe (hoy Camagüey). Con el telón de fondo de las intervenciones armadas en que toma parte contra las partidas de mambises y bandoleros, ante el lector se va presentando, con vivo realismo y un extraordinario manejo de la documentación, el ambiente que el joven oficial se encuentra a su llegada a Cuba, agotada por una larga guerra: las ciudades con decadente sabor colonial, la variopinta población, los combates en la manigua o la situación de un ejército aquejado de mil carencias y acosado por las enfermedades tropicales. Más tarde, el protagonista es ascendido a capitán. Gracias al prestigio granjeado durante la campaña, es enviado en comisión de servicio a Sancti Spíritus al mando de un pequeño equipo de colaboradores. Allí investigarán una extraña trama que ha provocado el asesinato de varios hacendados cubanos que estaban dispuestos a terminar con el esclavismo concediendo la libertad a sus trabajadores negros. Las sociedades secretas de los ñáñigos, las logias masónicas que comenzaban a proliferar y los propios grupos insurgentes pasarán a estar en el punto de mira de los investigadores. El lector de encontrará ahora frente al ambiente de opulencia todavía existente en las grandes haciendas del Valle de los Ingenios y el contraste con la dura vida que arrastran los esclavos de los bateyes; los contactos de los rebeldes en el exilio de Cayo Hueso y las remesas clandestinas de armas o las labores de espionaje en Nueva York. Pero también las controversias políticas de la época, en cierto modo reflejo de las de la Península, y la hipocresía de una sociedad en la que hay mucho de doble moral.

Incluimos a continuación algunos de los mensajes que circulan por Internet con opiniones de los lectores:

“La novela es de las que te enganchan de principio a fin. La recreación histórica es muy buena, hasta el punto de que no sabes donde termina el dato histórico riguroso y dónde empieza la ficción. De lo mejor que he leído últimamente y, además, tratando un tema inédito en la narrativa española”.

“He leído la novela, y me ha parecido genial. Consigues meterte con facilidad en aquel ambiente que recrea magistralmente la obra, tanto las escenas de guerra como las que se desarrollan en la búsqueda de los malhechores, las investigaciones que llevan a cabo, la persecución en pleno Nueva York… Todo genial, y con un final trepidante. Muy recomendable”.

Sartine y la guerra de los guaraníes

SARTINE Y LA GUERRA DE LOS GUARANIES: HOMBRE DE MAR, INTENDENTE DEL REY II
Juan Granados.

Editorial EDHASA, Barcelona, 2010.
ISBN: 9788435061681

Sinopsis.-

Nicolás Sartine, uno de los personajes más entrañables, divertidos y convincentes que ha dado la narrativa histórica española en los últimos años, se enfrenta en esta ocasión a enemigos desconocidos en el Nuevo Mundo. El Marqués de la Ensenada, secretario principal del rey Fernando VI y patrón de Sartine, le encarga a él y a sus hombres una misión ciertamente delicada: tantear el terreno en las colonias jesuitas de Paraguay, antes de que entre en vigor el Tratado de 1750 que establece nuevos límites de dominación y los portugueses empiecen a hurgar en asuntos un poco turbios. La legendaria historia del enigmático rey Nicolás, una delirante investigación destinada a reproducir el Templo de Salomón, la utopía jesuítica en Paraguay y, cómo no, una mujer de bandera, se cruzan en el camino de Sartine, que sin embargo sabrá afrontarlos con la cabeza alta y el gesto socarrón que le ha hecho célebre.

            Sin duda, muy buenos ingredientes. Excepcionales mimbres con los que Juan Granados, consagrado como gran escritor de novela histórica con la primera aventura de su personaje –Sartine y el Caballero del Punto Fijo (EDHASA, 2003)- y, más tarde, con El Gran Capitán (EDHASA, 2006), construye de nuevo una gran historia de aventuras en la que confluyen la apabullante documentación del historiador especialista en la intendencia real dieciochesca con la maestría del buen narrador que sabe dibujar personajes muy creíbles, que cobran nueva vida a cada escena. Imaginándonos a Nicolás Sartine, su fiel colaborador Felipe O’Conry, Ceulemans, los jesuitas Nusdoffer y Charlevoix o el peculiar Cosme Ávalos, en ningún momento tiene uno la sensación de estar tratando con personajes actuales forzados a meterse en una trama de varios siglos atrás, sino que cada uno parece haber nacido para cumplir su papel en esta interesantísima y divertida historia inmersa, como dice su autor, en el paisaje de la América Virreinal borbónica. La Colonia del Sacramento, variopinto enclave de piratas y contrabandistas, y las míticas reducciones jesuíticas del Paraguay, serán los escenarios escogidos… amén de otros que no queremos desvelar al lector. Preferimos que desentrañe por sí mismo la historia con la agradable lectura de esta buena novela. Además, su final prefigura y hace ansiar la publicación de la nueva aventura de Sartine, sin duda cocinándose ya en los afamados fogones literarios de Juan Granados.

Novelas para leer o regalar en Navidad

cd763f022_a1Si se trata de buscar una novela para leer o regalar en Navidad, hay que recordar algunas que destacaron a lo largo del año en medio de un aluvión de títulos. Estas son algunas sugerencias entre novedades y reediciones.

Yoko Ogawa, La fórmula preferida del profesor. Este libro, el más popular de la japonesa Yoko Ogawa (1962), ha sido premiado por diferentes sociedades matemáticas, pues el entusiasmo por las matemáticas forma parte de su argumento. Sin embargo, lo decisivo es la historia en sí misma: a partir de uno de sus trabajos como asistenta, la narradora y su hijo de diez años empezaron una relación muy especial con un anciano profesor de matemáticas que, a consecuencia de un accidente, tenía una autonomía de memoria de ochenta minutos. El mayor gancho está en el talante del profesor. (Funambulista. 299 págs. 13,95 €. Ver Aceprensa, 29-10-2008).

Wallace Stegner, En lugar seguro. Esta novela cuenta la larga amistad entre dos matrimonios de profesores universitarios norteamericanos. Los Lang y los Morgan hacen todo lo posible por salir adelante en medio de unas circunstancias normales, con los problemas y dificultades laborales y familiares que tiene todo el mundo. Escrita por Larry Morgan, profesor y escritor, a pesar de la aparente falta de sustancia, el relato de sus vidas resulta apasionante tanto por la calidad literaria como por las vidas de los protagonistas. (Libros del Asteroide. 392 págs. 21,95 €. Ver Aceprensa, 19-11-2008).

Esther Hautzig, La estepa infinita. Es la primera vez que se traduce al castellano este relato autobiográfico de Esther Hautzig (1930). Publicado hace casi cuarenta años, narra unos capítulos de la historia de una próspera familia judía que poseía una joyería en la población de Vilna (Polonia). La alegre infancia de Esther dio paso a unos años de brutal cambio, cuando en 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, las tropas soviéticas penetraron en Polonia. Esther y su familia, acusados de capitalistas, fueron deportados a Siberia, donde vivieron cinco años. En medio de las dificultades, Esther consigue transmitir un saludable y contagioso optimismo. (Salamandra. 256 págs. 16 €. Ver Aceprensa, 19-11-2008).

Fred Chappell, Me voy con vosotros para siempre. Escrita como si se tratase de los recuerdos infantiles del narrador, esta divertida novela cuenta la infancia de Jess en una granja de Carolina del Norte. Allí viven su padre, ocurrente y gamberro, su madre, que ejerce de maestra, y la abuela, que lleva el control de la granja. La última persona que se integra en la vida familiar, es Johnson Gibbs, un adolescente huérfano que contratan como bracero. Jess describe la vida doméstica en la granja, salpicada de desternillantes y ocurrentes anécdotas protagonizadas por sus excéntricos familiares. (Libros del Asteroide. 240 págs. 17,95 €.).

Hitonari Tsuji, El Buda blanco. Obsesionado con la muerte desde niño, Minoru Eguchi siempre se pregunta qué pasa luego con las almas. Por encima de todo, no quiere olvidar a sus antepasados y se le ocurre construir una estatua de Buda con los huesos en polvo de todos los muertos de la isla donde vive. La novela abunda en valores positivos, como son la búsqueda de respuesta a las preguntas clave de la existencia y el amor a la familia. Minoru se enfrenta a estas cuestiones con un armazón cultural extraño para un occidental, y más para un cristiano, pero siempre con una aspiración honesta de buscar la verdad y dar un sentido a su existencia. (Alianza. 347 págs. 20 €. Ver Aceprensa 19-11-2008).

Richard Russo, Puente de los suspiros. Lou Lynch tiene sesenta años, trabaja en Thomaston, está felizmente casado y tiene un hijo. Van a viajar a Venecia y semanas antes decide poner por escrito los recuerdos de su vida hasta los dieciocho años, buscando entender por qué el amigo clave de su vida, Bobby, dejó en ese momento y para siempre Thomaston. Una historia rica y absorbente, sólida y con atractivo en cada una de sus muchas páginas. Una novela dura pero sin morbo, básicamente optimista. (Alfaguara. 687 págs. 23,50 €.).

Daniel Pennac, Mal de escuela. Durante años profesor en institutos, el francés Pennac se hizo famoso con su ensayo Como una novela, donde reflexionaba sobre la lectura entre los adolescentes. En Mal de escuela, desde la perspectiva de su experiencia docente, recuerda su vida como estudiante y muchas anécdotas sobre su trabajo como profesor. Como estudiante, se consideraba un zoquete. Pero su experiencia le ha servido para buscar todo tipo de estrategias con tal de rescatar del pozo a estos alumnos. (Mondadori. 255 págs. 19,50 €. Ver Aceprensa, 12-11-2008).

Betty Smith, Un árbol crece en Brooklyn. La autora se inspiró en su propia vida para contar la vida de la niña Francine desde los diez hasta los dieciséis años en un barrio pobre de Brooklyn en las primeras décadas del siglo XX. Crece leyendo libros que tanto le gustan y que proyectan su vida más allá de la mediocre realidad del entorno. Su familia, con personajes extravagantes y una madre luchadora, intenta abrirse paso ante la adversidad. Esta novela se publicó en 1943 y gozó de mucha popularidad. (Lumen. 505 págs. 21,90 €. Ver Aceprensa, 2-09-2008).

Abraham B. Yehoshúa, Una mujer en Jerusalén. Entre los muertos causados por un terrorista em Jerusalén se encuentra una hermosa y enigmática mujer, Julia Ragayev, cuyo cadáver nadie reclama. Un empleado de la empresa en la que trabaja deberá cargar con el cadáver y devolver a Julia a su pueblo natal, emprendiendo un fatigoso viaje que acabará por sacudir lo más íntimo de su conciencia. Esta novela, simbólica y crítica a un tiempo, refleja con naturalidad una realidad que oscila entre lo cotidiano y lo inverosímil, sorprendiendo al lector. El dramatismo argumental da paso al drama interior de sus personajes, hombres y mujeres sin nombre, con sus miserias, sus vidas truncadas… (Anagrama. 287 págs. 17 €. Ver Aceprensa, 1-10-2008).

Alan Bennett, Una lectora poco común. La Reina de Inglaterra entra casualmente en una biblioteca ambulante y conoce a un lavaplatos de palacio con un libro en la mano. Él no se siente intimidado e inician una relación en la que el joven la va conduciendo hacia el mundo de los libros. Su nueva afición no es bien vista por su entorno. Pero ella lee y lee, consciente de que el tiempo se acaba, y nota cómo la lectura la va transformando en algo muy parecido a un ser humano. (Anagrama. 119 págs. 20 €. Ver Aceprensa, 30-04-2008).

Arto Paasilinna, La dulce envenenadora. La octogenaria Linnea Ravaska, viuda de un coronel, no tiene hijos. El único familiar que le queda es el hijo de la hermana de su marido, Kauko, un joven que ha cruzado la línea del gamberrismo y es un delincuente profesional de poca monta, pero peligroso y totalmente alcoholizado, lo mismo que sus amigos de juergas. Harta de esta situación, planea una sutil venganza, que se le va de las manos. Con un original sentido del humor, hace una divertida y ácida radiografía de la Finlandia actual. (Anagrama. 198 págs. 17 €.).

Louis Hémon, Maria Chapdelaine. Con un estilo sencillo y realista, esta novela narra unos pocos meses en la vida de la joven Maria Chapdelaine, la hija de una familia de colonos canadienses. La mirada del narrador sigue los pequeños avatares en la vida de esta adolescente, y a través de ellos conocemos las costumbres cotidianas de una familia de pioneros. También destaca el elogio de unas gentes sencillas que poseen una firme escala de valores: la religión católica, la familia, la tierra. El protagonismo lo comparten los personajes humanos y una naturaleza agreste y poderosa. (Ediciones del Viento. 168 págs. 16,35 €.).

Henning Mankell, El chino. En este caso Mankell abandona al inspector Wallander y utiliza como protagonista a Brigitta Roslin, una juez que se inmiscuye en la investigación de un horroroso crimen colectivo en el que fueron asesinadas diecinueve personas. La policía sigue la pista de un psicópata, pero ella sospecha que en la trama está implicado un chino. La protagonista es un personaje con algunos problemas personales y familiares interesantes y bien planteados. (Tusquets. 471 págs. 20 €.).

José Jiménez Lozano, Agua de noria. El comisario Valtodano y su ayudante Ledesma afrontan la investigación de un caso de delincuencia que parece sobrepasar toda imaginación posible: la aparición de un anciano intervenido quirúrgicamente de modo ilegal al que han desechado y convertido en “un vegetal seco o una cosa”. Por encima de la anécdota argumental, la novela retrata con agudeza y claridad la desorientación de la sociedad actual que amenaza con pisotear al hombre por el propio hombre. (RBA. 256 págs. 18 €. Ver Aceprensa, 19-11-2008).

G.K. Chesterton, El Padre Brown. Relatos completos. El Padre Brown es un atípico cura detective que, mediante su intuición y su conocimiento de la psicología humana, resuelve intrincados casos de intriga policíaca. En los relatos que protagoniza, Chesterton demuestra su talento literario, su afición a la paradoja, su profundidad inusual, su capacidad para describir tipos y actitudes, y su teoría de que los mejores relatos policiacos son breves, de un solo capítulo, como piezas cerradas y acabadas. Es una buena idea esta edición, en rústica, de todos los casos resueltos por el Padre Brown, que hubiera sido perfecta si los márgenes interiores fueran mayores para que la lectura fuera más cómoda. (Encuentro. 1.054 págs. 18 €.).

Ernestina de Champourcin, Poesía Esencial. Ernestina de Champourcin (1905-1999) es una de las poetas españolas más destacadas del pasado siglo. A raíz del centenario de su nacimiento, se han celebrado diversos actos conmemorativos (congresos, exposiciones…) y se han reeditado algunos de sus libros. Ernestina, una de las voces femeninas de la llamada generación del 27, vivió con pasión y gran seriedad su quehacer poético. El poeta y filólogo Jaime Siles ha realizado un magnífico trabajo de selección, con el que recorre toda su obra. (Fundación Banco de Santander. 290 págs. 20 €. Ver Aceprensa, 29-10-2008).

Sara Paretsky, Golpe de sangre. En 1982 nació el personaje de Victoria Warshawski, una abogada radical, divorciada, treintañera, trabaja en Chicago y suele investigar delitos de guante blanco. Desde esa fecha, Sara Paretsky (Iowa, 1947) ha escrito catorce novelas contando sus casos. Ediciones B recupera una antigua colección de novela negra y el primer título es el cuarto caso de Warshawski. Caroline, antigua amiga de infancia, nunca ha sabido quien fue su padre y le pide que lo averigüe. Esto removerá secretos bien guardados. (Ediciones B. 391 págs. 10 €. Ver Aceprensa, 29-10-2008).

Nathaniel Hawthorne, La casa de los siete tejados. Esta novela cuenta la historia de una casa maldita. A finales del siglo XVII, en Nueva Inglaterra, el coronel Pyncheon, de formación puritana, decide construirse una gran mansión en el lugar donde antes estaba la cabaña de Mathew Maule, que presentan como hombre turbio, y que fue conducido al cadalso a causa de acusaciones de brujería. El coronel, que preside el juicio condenatorio, no puede disimular unas intenciones torcidas, con ánimo de apoderarse del terreno de Maule. El día de la inauguración de la imponente casa, el coronel muere repentinamente. Publicada en 1851, es una de las obras fundacionales de la literatura norteamericana. (Mondadori. 355 págs. 23,90 €. Ver Aceprensa, 29-10-2008).

Michael D. O´Brien, El librero de Varsovia. Tras la adolescencia, los enfrentamientos con su padre y una manifiesta desorientación vital llevan a Pawel Tarnovski a abandonar su hogar. En París conoce la miseria más extrema. Vuelto por fin a Varsovia, recupera parcialmente su fe y pasa a regentar la librería de un tío difunto. Allí, en 1942, da refugio a un adolescente judío. El joven David Schäfer posee una inteligencia poco común y los diálogos que él y Pawel mantienen sobre la religión, la literatura, el arte, etc., durante los seis meses que permanecen allí, en medio de la miseria, el miedo y el frío, serán para ambos un fructífero aprendizaje que acabará decidiendo sus destinos. (Libroslibres. 525 págs. 23 €. Ver Aceprensa, 2-09-2008).

Knud Romer, Quien parpadea teme a la muerte. Esta pequeña novela autobiográfica generó una fuerte polémica a cuenta de la reciente historia de Dinamarca y la dudosa hospitalidad con que el país nórdico recibió a los emigrados alemanes que huían del régimen nazi. Su autor cuenta la historia desventurada de la saga familiar: tres generaciones marcadas sucesivamente por las dos guerras mundiales y finalmente por la incomprensión y la suspicacia dolorosa de los provincianos daneses, que convierten a la madre de Knud y a él mismo en el blanco de sus prejuicios antialemanes. (Minúscula. 208 págs. 15 €. Ver Aceprensa, 1-10-2008).

William Maxwell, Adiós. Hasta mañana. William Maxwell (1908-2000), conocido por su labor como crítico literario y editor en Estados Unidos, fue también un notable escritor. La novela se sitúa en la pequeña localidad de Lincoln (Illinois), a comienzos de la década de los años veinte. El narrador, muchos años después, recrea un suceso que condicionó su infancia, el asesinato del aparcero Lloyd Wilson, uno de sus vecinos, acontecimiento trágico que marcó la vida de Lincoln durante una larga temporada. El narrador no se limita a recordar aquellos hechos. Maxwell se maneja bien en estos registros íntimos y evocadores. (Libros del Asteroide. 176 págs. 15,96 €.).

Ernst Jünger, Sobre los acantilados de mármol. Publicada en Alemania en 1939, esta novela tiene un cierto aroma profético. En ella, Jünger (1895-1998), privilegiado testigo del siglo XX, volcó de manera agónica sus inquietudes existenciales. Los lectores interpretaron el libro como una alegoría sobre el régimen nazi (sus obras fueron prohibidas al poco tiempo). Pero admitir sólo esta lectura sería reducir el alcance significativo de este relato. En ella se cuenta la degradación del país de Marina, asediado por las hordas que proceden de los bosques, dirigidas por el Guardabosques Mayor. Todo se cuenta de manera alegórica, pero con una evidente intencionalidad política. (Tusquets. 220 págs. 16 €. Ver Aceprensa, 29-10-2008).

Varlam Shalámov, Relatos de Kolimá. Shalámov sufrió condena en Siberia desde 1937 a 1953, en la época estalinista. Los Relatos de Kolimá describen, desde su experiencia, la vida en los campos de trabajo soviéticos. Son unos relatos que sobrecogen, como no podía ser de otra manera cuando se asiste al espectáculo de unos hombres privados de todos los derechos (Minúscula. 354 págs. 18,50 €. Ver Aceprensa, 5-03-2008).

Vintila Horia, Dios ha nacido en el exilio. Vintila Horia (1915-1992) nació en Rumanía, pero con la Segunda Guerra Mundial llegó el exilio: primero, en campos de concentración en Alemania; después vivió en Francia y en España, donde se instaló definitivamente. Dios ha nacido en el exilio es el diario del poeta Ovidio (43 a. de C –17 d. de C.) tras ser expulsado de Roma, por orden de Augusto, a los confines del Imperio en la desembocadura del Danubio. La novela no es propiamente un relato histórico sino el retrato psicológico del protagonista, que evoluciona de la desesperación y la añoranza de Roma a la transformación que suponen para él el descubrimiento de otras culturas, la experiencia del sufrimiento y la proximidad de la muerte. (Ciudadela. 254 págs. 23,50 €. Ver Aceprensa, 30-04-2008).

Merçé Rodoreda, La plaza del Diamante. Se cumplen cien años del nacimiento de la que pasa por ser la mejor escritora catalana del siglo XX. La plaza del Diamante es una de las mejores novelas sobre la Guerra Civil española. Tiene como protagonista a Colometa, una sencilla mujer que relata con voz propia una parte de su vida, desde los años 20 hasta la inmediata posguerra. En total, se cuentan treinta años de la vida de una mujer barcelonesa, que explica la realidad desde su peculiar punto de vista: coloquial, lírico, insignificante, doméstico, ingenuo, dramático y lleno de muchos detalles aparentemente intrascendentes. (Edhasa. 503 págs. 24,50 €. Ver Aceprensa, 25-06-2008).

Josep Pla, Vida de Manolo. Junto con El cuaderno gris, su diario, Vida de Manolo es otra de sus obras más valoradas de Josep Pla. La publicó en 1928 y en ella cuenta la vida del escultor Manuel Hugué (1872-1925). Tras una azarosa juventud, Hugué se trasladó a París, donde vivió una bohemia hambrienta, nada estilizada, hasta que consiguió abrirse camino como escultor. En París convivió con Picasso y otros muchos artistas españoles y extranjeros. Tras la Primera Guerra Mundial, regresó a Barcelona. Más que los hechos que se cuentan, interesantes, sobresale la excelente prosa de Pla. (Libros del Asteroide. 168 págs. 16,95 €.).

Mary Cholmondeley, La polilla y la herrumbre. Contemporánea de Henry James, la literatura de la inglesa Mary Cholmondeley (1859-1925) anticipa de alguna manera la descomposición de la aristocracia, tema que abordó con tanto sentido del humor la escritora Nancy Mitford. En La polilla y la herrumbre,la autora centra la narración en Anne y Janet, dos atrayentes mujeres que viven de manera distinta la obsesión por contraer matrimonio. Un desgraciado incidente salpica directamente la vida de Janet y provocará una cadena de desgracias a su alrededor como respuesta a la coherencia y fidelidad de sus promesas. (Periférica. 201págs. 16 €. Ver Aceprensa, 2-09-2008).

Jerzy Andrzejewski, Cenizas y diamantes. En los últimos días de la guerra mundial en Polonia, la acción gira alrededor de la preparación de un asesinato de un comunista idealista, llamado a convertirse en una de las figuras políticas del futuro gobierno. La novela destila autenticidad histórica: la desorientación de los protagonistas, la desmoralización unida a la esperanza, el pasado que se intenta borrar a toda costa, la lucha cotidiana por sobrevivir, se reparten a partes casi iguales entre los distintos bandos. (Alba. 450 págs. 24 €. Ver Aceprensa, 28-05-2008).

Guillermo Martínez, La muerte lenta de Luciana B. Luciana hizo trabajos de mecanografía para un famoso escritor, un tal Kloster. Tras la muerte de varios seres queridos, vive en un estado de angustia al creer que todo forma parte de una siniestra venganza urdida por Kloster. Un narrador anónimo cuenta los hechos. Luciana acusa a Kloster de forma convincente en sus diálogos con el narrador y, después, Kloster se defiende con argumentos implacables ante el mismo personaje. El autor maneja con soltura los mecanismos del equívoco, de forma que cualquiera de las dos versiones puede ser cierta. La novela es una reflexión sobre el poder de la ficción y una parábola sobre el Mal en estado puro. (Destino. 213 págs. 19,50 €. Ver Aceprensa, 5-03-2008).

Willa Cather, Lucy Gayheart. Autora de una importante obra que empieza a redescubrirse ahora en España, Willa Cather (1876-1947) describe en sus obras la vida en Estados Unidos en las primeras décadas del siglo XX. En Lucy Gayheart asistimos a la tragedia de una joven que abandona su localidad natal para ir a estudiar a Chicago. Allí sobrevive dando clases de piano. Y poco a poco, fascinada por la personalidad de un cantante de prestigio, empieza a despegarse de las estrechas miras con las que juzga la vida en su pueblo. La relación, extraña pero intensa, no parece que vaya a acabar bien. (Alba. 221 págs. 18 €. Ver Aceprensa 6-11-2008).

FUENTE: Aceprensa.

El librero de Varsovia

Michael D. O’Brien.Editorial Libroslibres. Madrid (2008). 525 págs.

Si uno hace caso al rótulo de best-seller que luce esta edición, podría pensar que estamos ante una de tantas superficialidades que adornan los escaparates. Resulta, cuando menos, curioso el empeño de la editorial por vender El librero de Varsovia como trepidante saga, intriga o novela de acción, tratándose de una obra que en un noventa por ciento es introspección y diálogo. Se diría que es desconfiar del lector, pues la novela, si no trepida, sí que apasiona.

De lo que no cabe duda es que estamos ante una de las mejores novelas católicas de este tiempo, si por novela católica hay que entender, como se ha sugerido, aquella que narra el combate entre la gracia y el pecado en el seno de uno o varios personajes.

El librero en cuestión es Pawel Tarnovski, tercer hijo de una familia de antiguos aristócratas polacos. En plena adolescencia, Pawel abandona el hogar al sentirse relegado por su padre, que regresa a casa después de largos años de prisión en Rusia, tras la primera guerra mundial. En realidad, ese sentimiento de abandono no hace sino encubrir una desorientación vital que lleva a Pawel a la bohemia artística en París. Allí conoce la miseria más extrema, junto a grandes desengaños y pequeñas iluminaciones.

Vuelto por fin a Varsovia, recupera parcialmente su fe y pasa a regentar la librería de un tío difunto, a la que llama Casa Sofía. Allí, en septiembre de 1942, tiene la oportunidad de dar refugio a un adolescente judío que ha huido del gueto. El joven, David Schäfer, posee una inteligencia poco común, y los diálogos que él y Pawel mantienen sobre la religión, la literatura, el arte, etc., durante los seis meses que permanecen allí, en medio de la miseria, el miedo y el frío, serán para ambos un fructífero aprendizaje que acabará decidiendo sus destinos.

Lo que no acaba de advertir Pawel es que su acto de caridad heroico ha redimido toda una vida de fracaso y servirá para dar a luz otra vida. En el prólogo, Michael O´Brien (que narró un episodio posterior de la vida de David Schäfer en El padre Elías) dice querer mostrar el rostro de Cristo a través de las vidas de sus personajes, y que para verlo hay que tomar distancia, pues “de cerca la imagen se desdibuja”.

Y, en efecto, las crisis, las debilidades, las intemperancias de Pawel Tarnowski, junto a las agudas conversaciones de ambos protagonistas y los pequeños sucesos de su reclusión, velan en apariencia la imagen del grano de trigo que muere y es fecundo, tema principal de esta obra llevada con mano maestra por O´Brien.

El autor acierta al reunir a un típico intelectual del siglo XX, educado en cristiano pero herido por la crisis de la modernidad, y a un judío ortodoxo y celoso con gran curiosidad cultural. Su estructura es también acertada, aunque puede resultar discutible la segunda parte, ocupada por un drama simbólico escrito por Pawel, que da cuenta (conscientemente, imagino) de su torpeza como escritor, al tiempo que de la profundidad de sus inquietudes.

FUENTE: Jesús Sanz en Aceprensa.